Egipto

6 enero, 2009 - Una respuesta

efigie1
Y esta imagen la he tomado yo
:))

Almudena, la odiosa enana de Gran Hermano

7 diciembre, 2008 - 4 comentarios

enana-vanidosa1Las musas -si es que me acompañaron alguna vez- me han abandonado. He hecho mutis tal vez en el momento más inadecuado. Crisis, obamas, esperanza con calcetines de media y tacones, Zapatero tomando medidas para potenciar el receso… y yo cada día más autista y más vaga.
Pero detrás de cada una de mis involuciones siempre han existido razones poderosas: he abandonado la red y he regresado al lugar del que nunca debí partir: la televisón. Estoy enganchada a Gran Hermano. Hasta las trancas. Vivo con ellos, como con ellos y literalmente, duermo con ellos porque me quedo grogui con la televisión encendida. Suelo despertarme de madrugada con el mando a distancia entre las piernas (…) las gafas de culo de vaso clavadas en la espalda y la ropa de cama revuelta. Entonces los veo roncando en blanco y negro, estáticos, relajados, en silencio y por fin me libero. Apago el televisor, espero a que suene el despertador y vuelta a empezar con la rutina.
Y es que esta edición del concurso más emblemático de la telebesura me está gustando bastante por dos razones:
1) el cásting:los concursantes son (o parecen) normales. Entiéndase por normalidad la ausencia de sicópatas, pendones desorejados y travestis o mutantes
2)La enana arrabalera y vanidosa: la detesto, no por su (presunta) irregularidad física, sino por su vocabulario, sus gestos, sus reacciones, su desvergüenza y su alarmante falta de educación.
La tal Almudena es el eslabón perdido entre nuestros ancestros bárbaros y el mundo civilizado.
Se trata de un ser humano de corta estatura y escasa formación que carece tanto de pudor como de modales. Y digo que la detesto, pero la naturaleza humana es tan curiosa que en lugar de darle al off y ahorrarme el sufrimiento que me produce ver y oír a la extraña criatura, me quedo anclada delante de la pantalla como una energúmena esperando, deseando con todas mis fuerzas que llegue el día en que su sueño se desvanezca, que la pongan en la calle y se dedique a berrear por los platós de Tele 5. Allí estarán encantados de recibirla porque la enana malvada y retorcida promete pingües beneficios a la productora.
Intuyo que sus compañeros de aventura en un principio no la nominaban para no ser tachados de clasistas, racistas o intolerantes, que ser enano no es pernicioso para el prójimo y los enanos también son criaturitas de dios (y de la sociedad de bienestar, of course). Pero intuyo que acabarán echándola a patadas o la recibirán de igual forma en el hipotético caso de que se prolongue más de lo deseable su (glorioso y mediático) encierro.
Mientras tanto la señora mayor salida y egocéntrica que conduce el programa (¿en que se ha convertido la Milá, dios mío?) se frota las manos cada vez que calcula las cuotas de audiencia que va a arrojar la criatura quasi demoníaca en cuanto salga a berrear por esos platós de dios…

Spot para (el concurso de) iBanesto del eZcritor

7 diciembre, 2008 - Leave a Response


Con Loreto Fajardo y Salva Dávila. Aparición estelar del gran fotógrafo Jota, que me debe unos martinis con asituna.
¡Ay, la crisis! decía un mesonero amigo este pasado viernes mientras sostenía entre sus manos dos platos con una docena de ostras cada uno…
Cinco mil euros al más ingenioso; ignoro si con la condición de guardarlos en una cuenta azul de ésas que promociona Banesto. Tal y como está el patio banqueril últimamente, no me extrañaría nada que formara parte del premio.
Rafael Fernández ha llegado un poco tarde a la convocatoria y parece que cuentan los clicks a la hora del veredicto. Sin embargo, en la web del concurso no están todos los que son y no sé si son todos los que están.
A mí me encantaría que Rafa se llevara los laureles. Y que guardara el dinero del premio bajo una losa, como está mandao. Nada de cuentas azules ni gaitas.

Dita

30 noviembre, 2008 - Leave a Response

Cuando sea mayor quiero ser como ella.

Pornografía infantil NO

20 noviembre, 2008 - Leave a Response

A vueltas con sus majestades (los maricones)

2 noviembre, 2008 - 5 comentarios

…Y sin mentar a la reina esta vez.
Por si no tenía una ya bastante con digerir el contoneo histórico del sagrado muslamen de la remaciza Beyoncé en blanco y negro, ahora nos enteramos de que una de las dos bailarinas que la acompañan en la mencionada orgía de muslámenes, es un tío. Un tío, sí. Un tío que se contonea mejor que yo, mi madre y mi abuela juntas bailando Paquito el Chocolatero.
Pasen, pongan atención y adivinen:

Efectivamente, el tío es el que tiene cara de tío, muslos de tío y brazos de tío. Seguro que no sabe liar croquetas como se debe y se le deshacen cuando las fríe.¡¿O sí?!
Mandan huevos.

Sus majestades los maricones

31 octubre, 2008 - 4 comentarios

Con perdón, pero con razón.
Y es que cualquiera le tose al colectivo gay.
Su majestad (por derecho, ella sí) la reina Sofía, ha cometido el imperdonable desliz de celebrar su setenta cumpleaños consintiendo a la opusiana Pilar Urbano que traslade algunos de sus pensamientos al populacho. No sabemos si la soberana ha sido influida por su nuera, ya que según la periodista, “Letizia ha sacado a la reina a la calle“. Pues mejor la hubiera dejado en palacio. Desconocemos si la tuneada princesa ex-periodista ha sido la responsable de dar el visto bueno al libro, que por cierto, ya está agotado.
La reina-con acierto- nunca intervino en determinadas cuestiones sociales, no al menos a título público, con luz, taquígrafos y opusiana ávida de prestigiarse ante la Obra. ¿A qué viene este desmelene a destiempo, Doña Sofía? ¡Nobleza debería obligar! La casa real niega las declaraciones de la soberana, pero la enjuta periodista insiste: el libro ha sido debidamente supervisado, oigan.
Doña Sofía ha cometido un error de cálculo subestimando a la nueva realeza: el colectivo gay.
Los homosexuales se han revelado -¡y rebelado!- como un grupúsculo cerrado e intolerante que no transige ante quienes no consideran la homosexualidad como una opción natural, una suerte de pátina divina o una condición superior. En estos tiempos que corren quien no es maricón no es nadie, oigan. Si alguien alberga alguna reticencia con respecto al particular, siempre le queda la opción de declararse bisexual o por lo menos, viciosillo.
Yo por si acaso me declaro maricón y monárquico, no sea que la inquisición gay me condene a la hoguera del vituperio.

20 de noviembre

21 octubre, 2008 - 5 comentarios

Pues no estoy anunciando los fastos del día más fascineroso del año por anticipado, listillos.
Los blogueros, esa especie inagotable de vanidosos detestables que campan por el ciberespecio -entre los que no me encuentro porque yo sólo rebuzno- han escogido este día, que también es el día universal del niño, para luchar contra la pornografía infantil.Todo bloguero solidario que lo desee puede añadirse a la inciativa. Sólo hay que publicar el día 20 de noviembre un post relacionado con el tema.


El objetivo de esta blogocampaña, que arranca hoy, es que el próximo 20 de noviembre –Día Universal del Niño– cientos de blogs escribamos un post en el que aparezca la frase Pornografía infantil NO para sembrar los buscadores de Internet de severas críticas a esta vergüenza humana y social. De esta forma conseguiremos que las ciberbúsquedas de las palabras pornografía+infantil al menos golpeen las conciencias de tanto salido mental. En el post podéis colar términos de búsqueda empleados por los pederastas y pedófilos como “angels”, “lolitas” o “preteens” para llegar adonde queremos llegar.

Mas información aquí.

Breve apunte ‘costumbrista’ con forma de epístola coñazo

20 octubre, 2008 - 2 comentarios

Querido:
He estado unos días en la costa amalfitana. He paseado por Nápoles, Capri, Pompeya, Positano… Impresionantes todas y cada una de ellas. Creo que ha llegado el momento de enloquecer y largarme a Amalfi. Quiero ser una mujer de negocios, una ejecutiva influyente: voy a poner un puesto de dedales esmaltados.
La costa amalfitana es patrimonio mundial de la UNESCO. La única forma de acceder a ella es a través de una carretera estrecha y serpenteante, cuajada de precipicios imposibles y salpicada de pueblecitos increíblemente hermosos. Aun así, no creas que tiene poco tráfico, sino todo lo contrario, incluidos autobuses limitados a doce metros de longitud. Allí es normal que un vehículo recule doscientos metros cada dos por tres en plena “chicane” y naturalmente, las discusiones entre chóferes con la adrenalina por las nubes forma parte del encanto del lugar. Los insultos y discusiones entre ellos son otro atractivo turístico más. Qué machotes, qué estilazo, qué virilidad, cuánto arte y glamour derrochan cagándose en sus respectivos muertos. Para que te hagas una idea, un conductor de línea amalfitano trabaja dos semanas y descansa una.
Yo me quedé en un establecimiento con sus cinco estrellas de rigor, con la piscina cavada en las rocas. La planta alta está al borde de la carretera y las habitaciones se descuelgan a lo largo de un precipicio que se asoma al mediterráneo. Una maravilla, pero es que allí cualquier rincón es maravilloso. Estoy convencida de que la belleza se inventó en Italia, pero esta afirmación no sólo se debe a la riqueza artística que sus excelsos representantes crearon en tiempos: fue la propia naturaleza la que lo dispuso así. Y si fue Dios quién creó el mundo, allí echó los restos, porque ya no se trata sólo de la disposición de las piedras, ni de las grutas, o del mar o la vegetación, que va; también ellas y ellos destacan con un no sé qué salvaje que les brota desde dentro. Me gustaría ser italiana y del sur, ahora que lo pienso.
Poner los pies en Pompeya fue un sueño hecho realidad. A pesar de que me limité a los topicazos (el lupanar te hubiera gustado) disfruté como una enana. Recorrí las calles pompeyanas con sandalias de esparto -altas, muy altas- sin caerme ni tropezar en ningún momento. El Vesubio al fondo, tranquilo pero majestuoso, y yo la más pompeyana de todas las pompeyanas que hayan puesto sus pies allí. Qué cuento tengo. Será porque me entonaba después del café –y no ese agua negra que tomamos los españoles- con dos limonchelos, que allí saben mejor porque es allí donde se inventó ese licor para deleitar el espíritu. También se inventó la pizza en Nápoles, aunque me cuentan ya en tierra ibérica que no, que la inventaron en Barcelona (¿¡!?). Estaban buenas, claro que sí, pero prefiero los “pétalos de rosa” que probé en “Chez Black“, en el puerto de Positano. No se trata de cocina de fusión ni de alimentos deconstruidos a lo Ferrán Adría, que va. En el sur de Italia la parafernalia se remite a los excesos de la madre naturaleza, a la verborrea de sus habitantes o a la dilatación del tiempo. Se trata de una pasta redonda y plana acompañada de una salsa de setas exquisita.
En Capri ‘me metí’ en una gruta que usaba en tiempos Tiberio como piscina. Un barquero te conduce a través ella en una barquita decrépita mientras te canta “Oh sole mío” y cosas así. Humillante, pero es lo que hay. Tiene la particularidad de que el sol se filtra en el agua de una manera extraña y parece que está iluminada, de manera que se torna de un azul indescriptible. Y es que Capri es para perderse en una zodiac con una nevera portátil, una manta y un napolitano galante, fornido y mentiroso, ya que está cuajada de grutas y recovecos que invitan a la lujuria. Una pena que el principal atractivo de la isla resida en el comercio de lujo. Está atestada de turistas, es incómodo y desagradable pasear por esas callejas tan bonitas tropezando con japoneses y alemanes alienados. También son incómodas y poco recomendables las sandalias de esparto -altas, muy altas-, tal vez por esa razón el souvenir más demandado de la isla sean precisamente las sandalias, pero planas. Y demasiado caras.
El guía, que se llamaba Paolo y era napolitano, tuvo el detalle de leernos durante el trayecto de regreso la carta que Plinio el Joven escribió al historiador Tácito narrando los últimos momentos de su tío Plinio el Viejo durante la erupción que destruyó Pompeya. Tenía el hombre (y tiene, supongo) una voz muy varonil. Creo que él y yo éramos los únicos verdaderamente interesados en la lectura, él porque leía, yo porque cerré los ojos y disfruté de la lectura arrobada. Podría ampliar mi relato hasta la extenuación, pero como sé que eres un señor bastante ocupado y poco detallista, no te voy a castigar más. Eso sí, anota en la (apócrifa) lista de obligaciones un nuevo e hipotético destino para fugarnos.
Besos.
(Ilustro con una imagen de la Gruta azul de Capri)

Spinning

5 octubre, 2008 - 2 comentarios

Hoy: competición con mi nuevo profesor de spining, un seudomoderno de provincias que pone música de un tal Hugo que estuvo en OT para estirar y entra en éxtasis sobre la marcha.
Estábamos pocos: cuatro amiguetes suyos, dos pilis acabadas y yor, la magnífica. Oigo cómo le dice la frase mágica a media voz a uno de sus colegas: hoy voy a dar poca caña, esta el nivel bajito y tal… Pedazos de gilipollas asfixiados que vienen a escupir los cubatas el sábado (yo tomo orujo blanco). Estos echan las tripas aquí por mis cojones marineros. Empieza la clase, resistencia alta, culo arriba (ahí no hay quien me funda), llega el negro cabrón -el que me soba a veces con la excusa de la postura- a tirarse el moco. Es otro monitor que anda por ahí. Me hace un gesto, tienes que subirla más (la resistencia) y se pone a trastear mi bici, tocarme el culo sería demasiado descarado en esta situación. Le cambia la cara, está muy alta. Le dedico una sonrisa de chula sobrada. Mira al otro monitor con cara de póker y empieza a “amenazarnos-me”. Nos pone a 130 revoluciones, pero yo voy a 150 y sobrada. Hostia, que se asfixia el tío. Se ha picado conmigo, justo lo que necesito para cargarme la carrillada, la japuta en adobo, los boquerones fritos, los huevos revueltos con papas y jamón y el tiramisú de anoche. ¡Qué rico todo! Amenaza con cuatro golpes de ocho tiempos seguidos a esa velocidad, pero no aguanta ni dios, salvo esta que lo cuenta, aunque noto que me da como un dolorcillo en el pecho… Que se jodan. Se bajan dos maromos y una maruja de sus bicis y el tío pregunta que si queremos más. Por mí vale, le digo feliz, así que me dedica una canción bakalaera a una velocidad de muerte con poca resistencia y el culo arriba. Como no me afecta, prueba con isométirco -a ver si me bajo- pero nada, yo sigo como una rosa. Finalmente se rinde, pincha al Hugo y me parece notar por sus movimientos que es maricón, pero por otra parte me ponen un poco cachonda un par de gestos que ha hecho. Será el sudor.
Lo he celebrado con media tableta de chocolate Valor.

Nota aclaratoria: no es falta de modestia ni vigorexia, pero soy como Perico Delgado

Las cosas claras

30 septiembre, 2008 - 2 comentarios

El nuevo orden mundial acecha. Ni macroeconomía ni pollas: a mover el culo. El personal empieza a darse cuenta de que hay doblar la espalda, que eso de la “calidad de vida” ha sido el opio del pueblo por imposición del hipotético “estado de bienestar” que a su vez ha sido una treta para atontar al sufrido contribuyente. No podemos vivir por encima de nuestras posibilidades y esto es precisamente lo que llevamos haciendo en el primer mundo durante estos últimos cuarenta años.
Toca arremangarse.
Queridos hermanos perritrocos: que cada negro regrese a su patera, que cada chino venda camisetas a sus paisanos; que todos los ecuatorianos, rumanos, colombiamos etc., etc., etc. regresen a levantar su patria. Que aquí no hay para todos.
A los negros que devuelve el gobierno (español) a Gambia les dan 300 euros en billetes de 50 en el avión, más el maletín que (presuntamente) se entrega al jefecillo de la aduana para que repatrien a su peña. Pues resulta que después, a esos pobres negros que fracasan en la diáspora, les dan de hostias en cuanto se bajan del avión para quitarles la pasta. Pero lo mejor de todo es que los polis que acompañan a los negros -que no van armados, por cierto- cobran por el mismo viajecito120 euros.
Otrosí: en algunos vuelos no se cumplen las proporciones que garantizan la seguridad.Tocan a poli y medio por inmigrante, con lo cual en caso de motín, la cosa puede ponerse fea, fea (las normas aconsejan que esta proporción sea de tres funcionarios por cada sujeto repatriado).
Si yo fuera negra de Gambia me haría el trayecto ida-patera/vuelta-Air Europa tres veces al año. Y asunto resuelto temporalmente teniendo en cuenta la renta per cápita de este pequeño país. Fletar un avioncito de estos cuesta unos seis mil euritos, pero las CIAS aéreas “serias” se niegan a repatriar negros, así que nuestro generoso gobierno ofrece quince mil euros por vuelo. O más. Air Europa y Spanair, por ejemplo, tragan, que el combustible está muy caro y las cuentas no cuadran últimamente.
Etc, etc, etc, etc, etc y así hasta que se me estropee el teclado.
Dicho esto con todo el respeto y la admiración hacia quienes tienen el valor de embarcarse en una mierdosa patera -antaño llamadas cayucos- para convertir sus sueños en una pesadilla.
Más sobre estos vuelos aquí.

Adiós, guapo

27 septiembre, 2008 - Leave a Response

Pertenezco a una generación que ha crecido escuchando suspirar a sus madres, tías y abuelas a causa de Paul y/o Robert (Redford). Yo misma he padecido ese mal en mis propias carnes al disfrutar del primero ejerciendo de hijo rebelde -y pródigo- en la Gata sobre el tejado de Zinc, una de mis películas favoritas.También he soñado con vivir otra vida mientras me tragaba las -magníficas- tres horas de Memorias de África; y, aunque nunca me apasionaron ‘las del Oeste’, reconozco haber gozado con Dos hombres y un destino y cómo no, con El golpe. Una de las que más me gustó, sin embargo, fue El color del dinero… Y así podría continuar hasta repasar toda su filmografía, pero sería más cómodo para el hipotético lector recurrir al google o a la Wiki, ya que yo prefiero centrarme en aspectos más lúdicos.
Miles de veces he escuchado a esas madres, tías y abuelas declarar su “amor incondicional” hacia él. Exaltadas, ensalzaban su angelical y serena belleza. El peso de la responsabilidad de la guapura masculina durante muchos años ha recaído -con acierto- sobre los hombros de Paul Newman, un mozo, que aunque no demasiado bigardo ni gallardo ni fornido, exportó al mundo su hermosa y melancólica estampa. Incluía el paquete del Newman unos ojos azules que hacían palidecer a los océanos (madres, tías y abuelas dixint). Un prototipo de belleza, por otra parte, bastante alejado del estereotipo del nuestro macho ibérico -véase Pajares o Esteso- actores fetiche del panorama cinematográfico patrio, hoy relevados por otros ejemplares más evolucionados estéticamente, como Banderas o Bardem, pero en cualquier caso se trata de señores peludos con una estampa algo hosca, nada que ver con la belleza sensual, serena, lánguida e insisto, angelical de Newman.
A mí, la verdad, me decepcionó bastante desde que vi su cara estampada en un bote de salsa: los ídolos no se deberían prestar a esas cosas. Gracias a esta pequeña decepción empecé a descifrar el “way of life” americano, hoy exportado hasta la mismísima China, pero esa ya es otra historia…

Descansa en paz, Paul.
Todas las hijas, las nietas y las bisnietas de todas las madres, tías y abuelas que conozco te recordarán por los siglos de los siglos.

Bienvenidos a la realidad

22 septiembre, 2008 - 3 comentarios

David M. Buss, “La evolución del deseo”

La hembra de la mosca escorpión rehúsa aparearse con el macho que la corteja a menos que le traiga un regalo de boda sustancial, que suele ser un insecto muerto. Mientras la hembra se lo come, el macho copula con ella. Durante el apareamiento, el macho tiene agarrado el regalo nupcial, como si quisiera impedir que la hembra se fugase con él antes de finalizar la cópula. El macho tarda veinte minutos de cópula continuada en depositar todo el esperma en la hembra. Los machos han desarrollado la capacidad de elegir un regalo nupcial que las hembras tardan aproximadamente veinte minutos en consumir. Si el regalo es más pequeño y se consume antes de que la cópula haya terminado, la hembra expulsa al macho antes de que haya depositado todo el esperma. Si el regalo es mayor y la hembra tarda más de veinte minutos en comérselo, el macho completa la cópula y ambos se pelean por las sobras.

“Lo” del Ezcritor

20 septiembre, 2008 - 4 comentarios

Hace unos días me hacía eco de un rumor…
Pues bien, Rafael Fernández rules. Se comenta por ahí que las cadenas de televisión se están dando hostias por la serie del ínclito, polémico, histriónico y genial ezcritor.
Esta es la cabecera del capítulo piloto de “No ligo“.

Madonna versus Pantoja

19 septiembre, 2008 - 2 comentarios

La cantante más importante del mundo no sabe cantar, pero domina la escena como nadie; es decir, mismamente como la Pantoja, que a su edad menea la bata de cola como ninguna. Y ojo para quienes subestimen el peso y ‘manejabilidad’ de una bata de cola, que se puede uno hacer un lío con las piernas y acabar con los piños en la tarima.

Tragué. Fui a ver a la reina del pop, a la ambición rubia, a la diva de las mil caras. No esperaba que me sorprendiera con su voz ‘poderosa’. Conozco sus limitaciones ya que la sigo desde que grabó aquel vídeo-himno en Venecia (laik a viryin, touch for de veri ferst taimmmmmm…). Madonna, por aquellos tiempos y durante muchos más, fue capaz de sorprender al mundo. Ora se transformaba en un chicazo , ora en una guarrona desvergonzada que sobaba a Naomi Campbell en pelotas. Bussines es bussines, of course. Pero la edad no pasa en balde, aunque su cuerpo de contorsionista cincelado a golpe de cábala aparente lo contrario (la tía es una atleta).La diva esta vez no se ha reinventado como en otras ocasiones. Y es que yo no invertí 150 euros en el circo: yo lo que quería era ver un concierto, coño, un concierto de Madonna. Pero nuestra rubia, cantar, lo que se dice cantar, ya canta más bien poco… si es que ha cantado alguna vez, aunque intente -y casi consiga- equilibrar la balanza con acrobacias.
Pero yo abría esta reseña mentando a la Pantoja, que es otra que cumple cantando (copla). La carrera musical de la ex viuda de España fue especialmente bendecida por los avatares de su vida privada, que ella ‘ha tenido a bien’ en aplicar a su figura cantarina, alimentando así su leyenda y su caché. A pesar de ello, cuando eleva los brazos al cielo, zapatea y menea la bata de cola como sólo ella sabe, se comprende en qué consiste el oficio del artista.
Pues eso mismo vale para la Ciccone: canta mal (peor que la Pantoja, soyons serieux), pero es un pedazo de artista.

Los apéndices de Letizia

7 septiembre, 2008 - 8 comentarios

Me disculpen mis (escasos) lectores por el monotema, pero entre la propuesta de rescate de las momias de Garzón y los apéndices de la futura reina de España, me quedo con lo segundo. Me genera mucho más tráfico y además, no hay color.
¿Tendrá el sufrido contribuyente el honor de disfrutar de nuevo de la gozosa visión de estas orejillas plebeyas? (menudos pendientes se gasta la moza, por cierto). Se comenta por ahí que aprovechando que el Pisuerga y tal… Y es que de todos es sabido que las principesas, en su larga lista de responsabilidades y deberes se ven obligadas a lucir estudiados moños que realcen sus tiaras durante el arduo ejercicio de representación del pueblo soberano, cosa bien complicada, que ustedes, mis queridos (y escasos) lectores, pueden imaginar. Por lo tanto no se trataría de un nueva frivolité; no, no, que va, ni hablar, se trata de una verdadera, acuciante y apremiante necesidad.
Orejillas

Sarna con gusto no pica

2 septiembre, 2008 - 51 comentarios

He decidido nombrar por mi cuenta y riesgo “petarda del verano” a Violeta Santander.
Se trata de la mujer a la que trató de defender el profesor Jesús Neira de los golpes de su novio, un ‘niño bien’ de 44 tacos, politoxicómano con bastante buena percha -todo hay que decirlo- que chuleaba a la dama ‘homenajeada’. Ella, pobre, se cree en la obligación de defender el intolerable comportamiento de su chulo castigador, que su novio le pega lo justo, oigan. ¿Es que nadie puede entenderla?
La señorita agraviada disculpa al delincuente porque está enfermo (sic). A Neira lo pone como una sopa porque se inmiscuyó en una discusión que le era ajena. Y nuestro héroe sin causa mientras tanto agoniza en otra batalla que sí le concierne. La verdadera enferma es Violeta pero ella no lo sabe. Las heridas que no duelen o no se ven suelen pasar desapercibidas ante los ojos ingenuos como los de nuestra petarda ‘laureada’.

Moraleja (triste): “Cada mochuelo a su olivo y cada puta a su rincón”.
Y aquí, hoy paz y mañana gloria.

La normativa de los cojones

28 agosto, 2008 - Leave a Response

Según la normativa vigente, se puede volar con una “reversa blocada“. Según esta misma normativa, también se puede volar con una sonda para medir la temperatura exterior averiada. Se desconecta, y a volar. No pasa nada.
Tengo yo ganas de leerme la normativa vigente o el manual de instrucciones del aparato. Seguro que la relajada normativa de los cojones permite volar sin alas. Y sin piloto.
En definitiva,
diagnóstico: psicosis colectiva.
posología: no olvidar el lexatín en el equipaje de mano.

¿Sólo la nariz?

24 agosto, 2008 - 4 comentarios

Y la sexta medalla de oro es… tachánnnn (redoble de tambores)… para el cirujano de la princesa por el resultado obtenido y por el increíble post-operatorio. Tiempo récord y sin moratones. Qué dura es la vida del resto de los mortales obligados a lucir look de momia egipcia durante unas semanitas tras una rinoplastia. Sí, ri-no-plas-tia he dicho, que si de algo podía presumir la ‘paciente’ es de su característica voz aterciopelada, muy alejada de los acordes gangosos que se suelen desprender de las gargantas de aquellos plebeyos desgraciados que de verdad padecen algún problema respiratorio.
Yo le tenía cierto respeto a nuestra Leti porque pensaba que estaba orgullosa de su napia aguileña, que lucia con dignidad su perfil de bruja periodista nieta de taxista reconvertida en principesa por la gracia de su entrepierna, pero no. Vanity Fair tiene parte de responsabilidad en este desaguisado al coronarla como la segunda mujer mejor vestida del mundo (algo en lo que yo discrepo). Y la Ortiz no ha podido resistirse. Finalmente ha sucumbido al mal de las advenedizas: quiere ser la royal más guapa.
Mais, soyons seriex, monseiurs et mesdames, me parece advertir, que además de enderezarle nariz, le han limado bastante la barbilla. ¿Serán imaginaciones mías? ¿Será la envidia que me ciega?
Todo esto, estimados (y escasos) lectores, a cuenta del bolsillo del sufrido contribuyente. Faltaría plus.
Está guapísima, eso sí.

¿Espíritu olímpico? Y una mierda

21 agosto, 2008 - 2 comentarios

Huele a carne quemada en la T4… y a chamusquina en Pekín. El COI ha negado al COE que las banderas ondeen a media asta. También ha prohibido a los deportistas españoles que compitan con brazaletes negros, señal de duelo y respeto hacia las víctimas y sus familiares.
La justificación: habían negado la misma petición con anterioridad a los giorgianos. La diferencia, una uña: la tragedia de Barajas es un accidente, cualquier actuación simbólica obedecería a causas humanitarias; el conflicto entre Rusia y Georgia obedece a razones políticas (la mierda de la política, preciso). Desde China no se quiere ofender a los rusos, pero se ha ofendido a los españoles sin pudor ni rubor.
La cuestión es que el COI ha negado la mayor en un caso y en el otro, demostrando una falta de sensibilidad bochornosa. Yo creía que el espíritu olímpico era otra cosa. Me habían contado que hace muchos años, cuando el mundo era más inocente, las cosas funcionaban de otra manera. Ya no.
Durante estas olimpiadas, fuertemente impregnadas por el intolerable autoritarismo amarillo -que algunos confunden con eficacia- hemos asistido a un espectáculo deslumbrante: tambores adiestrados, niñas bonitas cantando en play-back -las ‘feas’ había que esconderlas-, atletas chinos amaestrados como animales de circo, chinos y chinas sonrientes…¡Ay del chino que se salga del guión!
A mí no me han impresionado los 2008 tambores sincronizados, ni los fuegos de artificio, si acaso me ha llamado la atención que las banderas ondeen al ser izadas aunque no haya viento. Supongo que los chinos patentarán el sistema de autoventilación incorporado a los mástiles. Sí que me impresionaron -y mucho- las lágrimas de desesperación e impotencia derramadas por el entrenador del ex-héroe nacional, Liu Xiang. Las autoridades chinas le habían advertido que cualquier logro anterior alcanzado por el atleta carecería de valor en el hipotético caso de que su pupilo no repitiera la gesta conseguida en Atenas. Se le acabó la estrella, pues, al corredor. Prohibido lesionarse, prohibido perder.
También me impresionaron -y me acojonaron- las naves gigantes habilitadas para preparar a futuros campeones de ping-pong. Dieciséis horas diarias de entrenamiento, cientos de mesas dispuestas en líneas perfectas y un montón de niños chinos rescatados de remotas provincias con la esperanza de escapar de una vida gris. Tres años consecutivos -o más- dándole a las palas, por la mañana y por la noche para convertirse en el orgullo de la nación, para ser bendecidos por sus implacables gobernantes, porque el gobierno chino premia a sus medallas de oro con vivienda, coche y un buen pellizco. Los demás a palos y que se jodan.
No deberíamos olvidar que China es una nación que no respeta los derechos humanos ni los civiles. Al COI se le ‘olvidó’ y cometió el error de conceder el honor de designar a Pekín como sede de estos JJOO.

¿Espíritu olímpico? Y una mierda.

pd.:Mis condolencias a los familiares, amigos y allegados a las víctimas del accidente aéreo del avión de Spanair en la T4. Enhorabuena -una vez más- a la ciudad Madrid por su impecable y ejemplar capacidad de reacción.

Usain Bolt, la gacela desgarbada

18 agosto, 2008 - Leave a Response

Disfrazado de baloncestista -nada de ropajes aerodinámicos- y con una de sus zapatillas doradas desabrochada, así batió el récord del mundo en los 100 metros lisos el larguirucho jamaicano. Tan sobrado iba el tío que se permitió el lujo de celebrar su triunfo durante los últimos veinte metros y golpearse el pecho al pisar la línea de meta. Récord capicúo y hasta obsceno: 9.69. Sin aditivos, zancada monumental tras zancada, sin despeinarse, con absoluto dominio sobre el resto de la manada que tuvo que apretarse los machos: seis de ellos bajaron de los diez segundos en la final más rápida de la historia. Si Usain se lo hubiera tomado más ‘en serio’, estaríamos hablando, probablemente, de una marca escandalosa.

Se acabó el dominio de negros culones con los muslos hiperdesarrollados. Se acabó la diáspora de corredores jamaicanos a EEUU para triunfar en el ruedo deportivo. Él es la velocidad de manera natural, sin parafernalias ni excentricidades, salvo las propias de sus orígenes caribeños… con la excepción de las zapas, aunque se le olvide atarse los cordones antes de competir, despiste genial e impensable en uno de esos corredores prefabricado a los que nos tenían acostumbrados.

Crónica apresurada de los JJOO y otros menesteres

17 agosto, 2008 - Leave a Response

Estoy en Pekín. Bueno, no, pero como si lo estuviera.
Estos días he podido ver como Phelps se dormía aburrido sobre su cincuenta de pie mientras escuchaba por enésima el himno de EEUU. Creo que la resaca va a ser dura: cuentan que el tiburón de Baltimore se ha lesionado las cervicales tras colgarse las ocho medallas de oro a petición de un directivo de la NBC.
He leído por ahí que Michael es, o mejor dicho, era un poco ‘retard'; esto es, que fue un chico disperso al que le costaba concentrarse en una actividad determinada, tanto que su profesora de lengua le dijo que no llegaría a nada en la vida. Pues menos mal, a ver si viene esa señora a echarme el mal de ojo también a mí. Su emocionada madre, también profesora de lengua (laureada dos veces como la mejor profesora del estado ¿¿???), recordaba junto a sus hermanas la anécdota mientras celebraba “lo” de su niño. Michaelín se la juró a la pésima agorera y desde entonces se concentró en ganar. Por lo visto es tal su afán que gana hasta jugando al julepe. Yo desde aquí rindo mi humilde homenaje al mejor deportista de los últimos tiempos. Porque el mejor fue Induráin, qué coño… con permiso de Nadal, claro.
Hay que ver el buen rollo que lleva en el cuerpo el manacorí con lo castigado que está a está alturas. ¡Juventud, divino, tesoro! Y al niño todavía le quedan fuerzas para proseguir su impecable gesta con el Open USA.
Hoy estaba para comérselo tras alzarse con el oro. Pero yo, que lo he observado estos días con lupa, he descubierto que el tío, además de ser una auténtica máquina, es de puta madre. Simpático, humilde y la mar de enrollao, Nadal no es sólo un gran -el mejor- tenista, sino que es además un pedazo de deportista que ha disfrutado como un enano con su intervención en las Olimpiadas. La delegación española ha hecho piña en torno al machacado jovenzuelo y lo ha colmado de merecidos mimos. Él, contento como unas pascuas, ha recargado las pilas tras una temporada de infarto y ha agradecido a la afición el cariño como mejor sabe, a raquetazos. Y se los ha dedicado toditos todos a España. Lo siento por los vascos y catalanes de la ‘acera de enfrente’, igual iban con el chileno para dar por culo.
El caso es que nuestro Rafa mañana por fin ocupará el lugar que le corresponde, el nº1. Dicen que Phelps se ha ido con la pena de no haber podido saludarlo en persona… Coño, pues ya podía haberse quitado los cascos un rato y haberle pedido una cita.
De lo de la paliza que dio el Dream Team a los locales mejor no digo ni mú, todavía no la he digerido.

Seguiremos informando desde ‘Pekín’. Sayonara, que no sé cómo se dice en chino.

JJOO

8 agosto, 2008 - 3 comentarios

Pekín, cartel localizado en un parque cualquiera.
Deprimente.

Suerte a los rojos y a las gualdas.
Y que les sea leve a las autoridades chinas, que tienen que estar sufriendo ante la avalancha de foráneos que pueden contaminar (o espabilar) a los aborígenes.

pd.: Que alguien explique por qué están prohibidos los cincos, por favor.

(Presuntos) errores

2 agosto, 2008 - Leave a Response

Lo que sucede después “de cagarla”, a pesar del pánico que evoca el “antes de”, no es para tanto. Una vez sumergido el sujeto en la desgracia, complicación o contratiempo -llámese como se llame la circunstancia adversa- se impone capear el temporal lo mejor que se pueda, porque es imposible saber qué va a suceder con posterioridad aunque se pueda intuir. No queda más remedio que enfrentar la situación con entereza, tratando de mantener la coherencia para no perder la razón. O eso, o dejarse llevar por la cultura del sufrimiento y despeñarse por el cerro de la autocompasión y el victimismo, que con frecuencia suele conducir a la hostia emocional.
Decía Confucio que cometer un error y no corregirlo es otro error. Pero la corrección de ese error podría convertirse en otro error mayor según la percepción de quien lo juzgue.
¿O acaso no existen ni los errores ni los aciertos?

Ilustro con la meliflua de Ofelia (imaginada por Jhon Everett Millais, concebida por Shakespeare en Hamlet), que acabó ahogándose en un lago por su carácter débil.

Leti se quema con la plancha

31 julio, 2008 - 2 comentarios

…en un sitio rarísimo.
Qué chica tan rara ésta, lo mismo aparece calzada como un travesti que disfrazada de Judy Garland cuando interpretó a Dorothy en el Mago de Oz.

Mientras tanto, su suegro se caga en los muertos (con perdón) de las alcahuetas del PSOE…

Juan Carlos se baja los pantalones

26 julio, 2008 - Leave a Response

… y recibe al impresentable de Huguito Chávez en Marivent, cortesía de las alcahuetas del PSOE. Se entiende que (las alcahuetas) protegen las inversiones patrias en Venezuela, que si al orate de Hugo se le tuercen los cables le dan por culo a Endesa y a Telefónica sobre la marcha.
Algunas perlas del (presunto) líder bolivariano:
“Parece que estamos en Cuba, Jamaica o Margarita”
“¿por qué no vamos a la playa?” (¡¡sólo faltaba!!)

En fin, a ver si por lo menos nos cae un buen lote de barriles a un precio decente.
Qué duro es ser rey en una democracia.

Ellos, siempre ellos

25 julio, 2008 - Leave a Response

Siempre son ellos los que se dejan los niños aparcados dentro de los coches...

Universo eZ

24 julio, 2008 - Una respuesta

Ni me he muerto, ni tampoco he caído enferma. He vuelto a las buenas costumbres y he cambiado internet por la televisión. Me he enamorado de Risto y esta noche me toca el fósil pijo de la Milá.
Mientras tanto…
Tengo un chisme:
El sinvergüenza de Rafael Fernández, alias el ezcritor, prepara una nueva serie. Ha convocado un cásting para ver tetas y culos de aspirantes y de paso, elegir a los intérpretes del capítulo piloto de su nueva parida, que promete ser aún mejor que la anterior, Amor Sobrenatural.
El eZcritor ha abandonado recientemente sus dos blogs de cabecera, Ezcultura, en 20 minutos y Con Z de ezcritor, encuadrado en el emporio Puta locura. Arriesgada decisión la que ha tomado, pero continúa empecinado en colarse -por la puerta grande- en el mundillo audiovisual. No dudo que conseguirá lo que se proponga, es tenaz y su mirada sobre el mundo, la que traslada a su letras o a la pantalla, es fresca, diferente y polémica.
Merece la pena explorar el universo complejo, descarado y seductor del Ezcritor.

Me encantan los madelman’s

6 julio, 2008 - 5 comentarios


(Visto en un escaparate en Barcelona tras ingerir un par de cosmopolitan’s junto a una guacamaya cachondona)

ZP miembro honorario de la RAE

4 julio, 2008 - 2 comentarios

Según un teletipo que ha recibido un becario anónimo (amigo mío) que la está pelando en un rotativo de tirada nacional, los académicos de la RAE -que en estos momentos no tiene ninguna letra vacante- se han reunido con carácter de urgencia para reconocer el profundo dominio que tiene José Luis Rodríguez Zapatero de la lengua castellana al conseguir acuñar el mayor número de sinónimos, giros, metáforas, símiles, retruécanos, estrambotes etc. etc., para referirse a la ‘no crisis‘ económica que padece este país.
Se espera que hoy comparezca ante la prensa para confirmar la noticia ante un nutrido grupo de acólitos seudo-intelectuales que lo recibirán con pancartas, panderetas y matasuegras al grito de “¡poeta, poeta!” en la puerta del Congreso.
Por otra parte, los académicos de la RAE tienen previsto abrir un debate para decidir si se elimina o no el término crisis del diccionario.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.