Los excesos pasan factura

A pesar de que la sodomía no se encuentra entre mis prácticas concupiscentes cotidianas, mi culo ha amanecido como un florero.
Empezó la cosa hace un par de días con una ligera comezón a la que no presté la más mínima atención. Como cualquier mortal que haya pasado por este trance, me limitaba a caminar pegada a las paredes para rascarme disimuladamentre el ojete. El picor de mi oquedad más oscura y misteriosa devino poco a poco en dolor. Yo continuaba con mi vida social rutinaria haciendo caso omiso a esos pequeños sucesos fisiológicos. Almuerzos, cenas y tapas se sucedían como parte de los hábitos del fin de semana: unas patatitas bravas por aquí, par de cervezas por allá, tartar de atún (con mucha pimienta) de primero, pizza barbacoa (con guindillas) para cenar, Pago de Carraovejas (qué rico, qué rico) para acompañar, un orujito para digerir mejor el asunto etc. etc y más etc…
Esta mañana creí morir. Entre alaridos y sudores estertóreos he descubierto que el Maligno se ha manifestado en mi cuerpo para castigarme por los excesos cometidos de la forma más humillante que un ser humano de género femenino, sensible y exquisito (como yo) pueda imaginarse:

una almorrana.

Una protuberancia del tamaño aproximado de un garbanzo, prieta al tacto, adherida a las paredes de mi delicada retaguardia de manera irremediable que pica y duele mucho, que deprime y lesiona mi dignidad.
Espero que el gesto cariacontecido que luce mi rostro no delate el delicado trance que atravieso para solaz de mis enemigos.

Anuncios

8 comentarios

  1. Me pica, me pica.
    Qué horror.

  2. A sufrir en silencio como decian en el clasico de la publicidad.
    A pesar de todo… leyendo lo de las bravas, tartar de atun y orujito me ha levantado el hambre y el vicio a estas horas del lunes!
    Saludos.

  3. A sufrir en silencio como decian en el clasico de la publicidad.
    A pesar de todo… leyendo lo de las bravas, tartar de atun y orujito me ha levantado el hambre y el vicio a estas horas del lunes!
    Saludos.

  4. Aquí sigo, descompuesta. Vivo sin vivir en mí, como Santa Teresa.
    Saludos, Luna

  5. Señora mía, en cualquier farmacia encontrará una solución.

  6. He visto que fumas. Quiero un culebrón a domicilio, te solicito me escribas. He de retomar mi blog y quiero poder dotarlo de un contenido excelente.

    En cuanto a su forúnculo, le animo a no deshacerse de él tan pronto, antes al contrario puede aportarle inmensas dosis de humildad interior y capacidad de superación, de estoicismo y fortaleza mental. Lo que no te mata, te hace más fuerte, y ya que como al principio te decía, aún fumas, es seguro que te vendrán como anillo al dedo.

  7. Usted me disculpe, pero yo de sumisa no tengo nada y me ha parecido notar que (algunas de)sus aficiones están un tanto alejadas de mis asilvestrados intereses.

    Pero retome su blog. Inentaré darle réplica en la medida de mis posibilidades. Este mío es el decimosexto y he jurado por el pianista de Cine de Barrio que será el definitivo.

    (De ‘lo otro’ ya estoy casi repuesta. ¿Sabría usted decirme dónde hacen blanqueamientos de ano?)

  8. […] 28th, 2007 Ya rebuznaba el otro día que los excesos se pagan y tal vez la razón no se otra, abusos de especias aparte, que permanecer demasiado tiempo con el […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: