Tracy Lagostino a.k.a. Thomas Beatie

Resulta que el (presunto) embarazado, antes de convertirse en un simulacro de señor con perilla a lo Jhonny Depp, era una agraciada señorita hawaiana que incluso llegó a quedar como finalista en algún que otro concurso de belleza. Y me refiero a ella como un simulacro, ya que si el actual Thomas hubiera sido coherente, se hubiera comprado una buena p… digoooo un pene con sus correspondientes testiculillos entre las piernas. Pero no, lista y previsora ella -y utlilizo el género femenino porque un ser humano con un bombo es una mujer desde el punto de vista biológico diga lo que diga Zerolo- conservó sus órganos genitales originales a buen recaudo. Se quitó denmedio las siempre incómodas tetas, ésas sí, que los sostenes son cada vez más caros. Thomas y señora, que ya han paseado su palmito junto al cepillo de recaudar baberos y biberones por el programa esperpéntico de la esperpéntica Oprah (la redundancia no es casual) se lamentan incrédulos ante la incomprensión del respetable hacia sus circunstancias bizarras. Ellos, precisamente ellos, que disfrutan de las licencias de su amor gracias a los (presuntos) progresos sociales en el ámbito legal. Así que mis distintos yoes han convocado un juicio sobre el particular con el siguiente veredicto:

-Thomas Beatie tiene la cara como el cemento

Dejo unas fotitos de la difunta Tracy. Qué mona era.

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: