Un inciso, con perdón

Me cago en la puta madre (con perdón) de Luis Úrculo una y mil cien veces.
De profesión “artista del cuento”, pero con el añadido de la suerte de vete tú a saber en qué lugar, en qué momento y con quién quiso el destino que tropezara el iluminado de turno éste.
Se ha puesto de moda el tío, que para eso es un tío: las marujas que no nos endrojamos ni fumamos crack, las que no fornicamos con cienes y cienes de alimañas, las que no somos transgresoras ni chupamos pollas de ponis, ni tampoco ahorcamos niños, ni nos tatuamos “I LOVE BOWIE” en la pipa del coño con una albaceteña en alguna performance o instalación aleatoria para solaz de los morbosos snobistas de turno que deciden quién es bendecido por las mieles del éxito, decía que las marujas, simples aficionadillas de mierda al fin y al cabo, siempre tendremos la opción de dedicarnos al petit-point, al bordado clásico con bastidor o a la restauración de abanicos.
Que le den por culo todo y a todos, hostias. ¡¡A la mierda!!
Dejo obra de arte, blog y web del fenómeno esparcidos por aquí. Y una petición, que alguien me lleve a comer al Ramsés de los cojones, el último templo del pijerío madrileño para poder mearme encima de uno de los taburetes del otro hijo de la cultura estanilista, machista, esnobista y vanguardista, Felipito StarcK.

pd: Esta entrada es una licencia poética.

6 comentarios

  1. veo que disparas fuego con ira.
    no soy artista de cuento. igual si. y tu?
    ayyyyy, que ganas de cagarla/se.
    ¿tanto te jode mi trabajo? estoy sorprendido.
    el petit-point te vendrá bien. si.

  2. Coño, Luis, considera esta entrada como una manifestación de mi capacidad creativa, no te sofoques. Sé bueno y mándame un galimatías de esos que tú haces que tengo que tunear el coche de una maruja desoficiada para que presuma de transgresora, vanguardista y tal. Necesito una mariposa deconstruida.
    pd.:No me jode tu trabajo, no. Sólo me da envidia.

  3. […] Aprovecho la ocasión para pedir disculpas al señor Úrculo por mi anterior rebuzno e invitarlo a disfrutar de la genial exposición del señor […]

  4. Vaya por Dios. Te pilla el criticado y reculas. No semos naide.

  5. ¡Y encima vienes tú y me pones en evidencia! Señor ¿por qué me has abandonado?
    Un beso, Chocho.

  6. Eyyyyyyyyyy

    fenomenal.
    ya estamos todas.

    Pía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: