Crónica apresurada de los JJOO y otros menesteres

Estoy en Pekín. Bueno, no, pero como si lo estuviera.
Estos días he podido ver como Phelps se dormía aburrido sobre su cincuenta de pie mientras escuchaba por enésima el himno de EEUU. Creo que la resaca va a ser dura: cuentan que el tiburón de Baltimore se ha lesionado las cervicales tras colgarse las ocho medallas de oro a petición de un directivo de la NBC.
He leído por ahí que Michael es, o mejor dicho, era un poco ‘retard’; esto es, que fue un chico disperso al que le costaba concentrarse en una actividad determinada, tanto que su profesora de lengua le dijo que no llegaría a nada en la vida. Pues menos mal, a ver si viene esa señora a echarme el mal de ojo también a mí. Su emocionada madre, también profesora de lengua (laureada dos veces como la mejor profesora del estado ¿¿???), recordaba junto a sus hermanas la anécdota mientras celebraba “lo” de su niño. Michaelín se la juró a la pésima agorera y desde entonces se concentró en ganar. Por lo visto es tal su afán que gana hasta jugando al julepe. Yo desde aquí rindo mi humilde homenaje al mejor deportista de los últimos tiempos. Porque el mejor fue Induráin, qué coño… con permiso de Nadal, claro.
Hay que ver el buen rollo que lleva en el cuerpo el manacorí con lo castigado que está a está alturas. ¡Juventud, divino, tesoro! Y al niño todavía le quedan fuerzas para proseguir su impecable gesta con el Open USA.
Hoy estaba para comérselo tras alzarse con el oro. Pero yo, que lo he observado estos días con lupa, he descubierto que el tío, además de ser una auténtica máquina, es de puta madre. Simpático, humilde y la mar de enrollao, Nadal no es sólo un gran -el mejor- tenista, sino que es además un pedazo de deportista que ha disfrutado como un enano con su intervención en las Olimpiadas. La delegación española ha hecho piña en torno al machacado jovenzuelo y lo ha colmado de merecidos mimos. Él, contento como unas pascuas, ha recargado las pilas tras una temporada de infarto y ha agradecido a la afición el cariño como mejor sabe, a raquetazos. Y se los ha dedicado toditos todos a España. Lo siento por los vascos y catalanes de la ‘acera de enfrente’, igual iban con el chileno para dar por culo.
El caso es que nuestro Rafa mañana por fin ocupará el lugar que le corresponde, el nº1. Dicen que Phelps se ha ido con la pena de no haber podido saludarlo en persona… Coño, pues ya podía haberse quitado los cascos un rato y haberle pedido una cita.
De lo de la paliza que dio el Dream Team a los locales mejor no digo ni mú, todavía no la he digerido.

Seguiremos informando desde ‘Pekín’. Sayonara, que no sé cómo se dice en chino.

Anuncios

There are no comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: