Spinning

Hoy: competición con mi nuevo profesor de spining, un seudomoderno de provincias que pone música de un tal Hugo que estuvo en OT para estirar y entra en éxtasis sobre la marcha.
Estábamos pocos: cuatro amiguetes suyos, dos pilis acabadas y yor, la magnífica. Oigo cómo le dice la frase mágica a media voz a uno de sus colegas: hoy voy a dar poca caña, esta el nivel bajito y tal… Pedazos de gilipollas asfixiados que vienen a escupir los cubatas el sábado (yo tomo orujo blanco). Estos echan las tripas aquí por mis cojones marineros. Empieza la clase, resistencia alta, culo arriba (ahí no hay quien me funda), llega el negro cabrón -el que me soba a veces con la excusa de la postura- a tirarse el moco. Es otro monitor que anda por ahí. Me hace un gesto, tienes que subirla más (la resistencia) y se pone a trastear mi bici, tocarme el culo sería demasiado descarado en esta situación. Le cambia la cara, está muy alta. Le dedico una sonrisa de chula sobrada. Mira al otro monitor con cara de póker y empieza a “amenazarnos-me”. Nos pone a 130 revoluciones, pero yo voy a 150 y sobrada. Hostia, que se asfixia el tío. Se ha picado conmigo, justo lo que necesito para cargarme la carrillada, la japuta en adobo, los boquerones fritos, los huevos revueltos con papas y jamón y el tiramisú de anoche. ¡Qué rico todo! Amenaza con cuatro golpes de ocho tiempos seguidos a esa velocidad, pero no aguanta ni dios, salvo esta que lo cuenta, aunque noto que me da como un dolorcillo en el pecho… Que se jodan. Se bajan dos maromos y una maruja de sus bicis y el tío pregunta que si queremos más. Por mí vale, le digo feliz, así que me dedica una canción bakalaera a una velocidad de muerte con poca resistencia y el culo arriba. Como no me afecta, prueba con isométirco -a ver si me bajo- pero nada, yo sigo como una rosa. Finalmente se rinde, pincha al Hugo y me parece notar por sus movimientos que es maricón, pero por otra parte me ponen un poco cachonda un par de gestos que ha hecho. Será el sudor.
Lo he celebrado con media tableta de chocolate Valor.

Nota aclaratoria: no es falta de modestia ni vigorexia, pero soy como Perico Delgado

Anuncios

2 comentarios

  1. Dales caña.
    Hay mucho “monitor” camuflado.
    Un saludo

  2. No te preocupes, Javier, lo haré.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: