Sus majestades los maricones

Con perdón, pero con razón.
Y es que cualquiera le tose al colectivo gay.
Su majestad (por derecho, ella sí) la reina Sofía, ha cometido el imperdonable desliz de celebrar su setenta cumpleaños consintiendo a la opusiana Pilar Urbano que traslade algunos de sus pensamientos al populacho. No sabemos si la soberana ha sido influida por su nuera, ya que según la periodista, “Letizia ha sacado a la reina a la calle“. Pues mejor la hubiera dejado en palacio. Desconocemos si la tuneada princesa ex-periodista ha sido la responsable de dar el visto bueno al libro, que por cierto, ya está agotado.
La reina-con acierto- nunca intervino en determinadas cuestiones sociales, no al menos a título público, con luz, taquígrafos y opusiana ávida de prestigiarse ante la Obra. ¿A qué viene este desmelene a destiempo, Doña Sofía? ¡Nobleza debería obligar! La casa real niega las declaraciones de la soberana, pero la enjuta periodista insiste: el libro ha sido debidamente supervisado, oigan.
Doña Sofía ha cometido un error de cálculo subestimando a la nueva realeza: el colectivo gay.
Los homosexuales se han revelado -¡y rebelado!- como un grupúsculo cerrado e intolerante que no transige ante quienes no consideran la homosexualidad como una opción natural, una suerte de pátina divina o una condición superior. En estos tiempos que corren quien no es maricón no es nadie, oigan. Si alguien alberga alguna reticencia con respecto al particular, siempre le queda la opción de declararse bisexual o por lo menos, viciosillo.
Yo por si acaso me declaro maricón y monárquico, no sea que la inquisición gay me condene a la hoguera del vituperio.

Anuncios

4 comentarios

  1. Desde luego, no hay nada como la polémica para que la cosa venda.

    Y mucho cuidadín con lo que se dice. Yo desde aquí también me declaro maricón, bisexual o lo que haga falta. Que la cosa está que arde.

  2. Mil veces peor el comentario sobre la religión en los colegios “para que desde niños aprendan el origen del mundo, de la vida…”.
    ¿Se puede ser más BURRA?. Es desolador comprobar que ni con todas las oportunidades del mundo a su alcance esta imbécil ha conseguido una fina pátina de cultura. Por dios, con la de científicos, filósofos, pensadores con los que podría mantener conversaciones interesantísimas….tantos recursos tirados a la mierda

  3. Me hace gracia la famosa “pátina de cultura” de la reina.
    Sería un despropósito lo contrario, si nos atenemos a sus privilegios: viajar a lo largo y ancho del mundo a costa del sufrido contribuyente, alquilar a Rostropovich cada vez que le peta, asistir a cualquier acto cultural en representación del pueblo (presuntamente) llano, teniendo acceso preferente a cualquier sarao, bautizar un burro…
    De todas formas, no nos engañemos, es una digna represente de Ejpaña y los ejpañoles, reino por excelencia de la doble moral, país de marujas bingueras y albañilos aficionados al fúmbol y a Kamela.

  4. Cómo me gustaría ir contigo a un concierto de Kamela, reina

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: