Spot para (el concurso de) iBanesto del eZcritor
7 diciembre, 2008


Con Loreto Fajardo y Salva Dávila. Aparición estelar del gran fotógrafo Jota, que me debe unos martinis con asituna.
¡Ay, la crisis! decía un mesonero amigo este pasado viernes mientras sostenía entre sus manos dos platos con una docena de ostras cada uno…
Cinco mil euros al más ingenioso; ignoro si con la condición de guardarlos en una cuenta azul de ésas que promociona Banesto. Tal y como está el patio banqueril últimamente, no me extrañaría nada que formara parte del premio.
Rafael Fernández ha llegado un poco tarde a la convocatoria y parece que cuentan los clicks a la hora del veredicto. Sin embargo, en la web del concurso no están todos los que son y no sé si son todos los que están.
A mí me encantaría que Rafa se llevara los laureles. Y que guardara el dinero del premio bajo una losa, como está mandao. Nada de cuentas azules ni gaitas.

Anuncios

Diseña tu fiesta (y te la pagan)
18 octubre, 2007

Desayuno hoy mi cola-cao con magdalenas Hacendado con una buena noticia: Ballantines ha convocado un concurso en el que se premiará a la “fiesta más originial” con el sufragio de los gastos de los fastos: cincuenta mil euros para que el ganador lleve a cabo su propuesta.
La primera en la frente: a los nacidos antes del 73 se les equipara con los ancianitos nonagenarios (presuntamente fiesteros, of course) ya que las categorías están clasificadas en orden ascendente hasta llegar a ese año en concreto. De ahí hacia atrás, todos iguales. Qué injusticia y que me perdonen mi madre y mi abuela Bernarda (la del coño) que dios la tenga en su gloria a esa santa.

Miro el ránkig de fiestas y me encuentro ésta en segundo lugar:

FIESTA INVERTIDA
By legoboy
La sala está construida al revés: el techo es el suelo, y viceversa. Los muebles y demás elementos están en el techo, colocados del revés. La sensación de caminar por el techo hace del momento algo imborrable.

Éste con cincuenta mil no tiene ni para empezar. A ver cómo se las compone para encontrar botellas invertidas que no pierdan líquido. ¿Habrá que entrar al evento haciendo el pino con las orejas para no desentonar?

De toda formas mi fiesta ideal sería tan simple que no me ofendo por el desagravio cometido con las fechas:

Una terracita cualquiera, con sillas de bar corrientitas de ésas de aluminio. Un par de mesas coronadas por sus repectivos jamones ibéricos, queso manchego de oveja (del curadito), tortilla de papas a mansalva, aceitunitas rellenas de anchoa, grifo de cerveza helada (Cruzcampo) inagotable y almendritas saladas a tutiplén, todo ello amenizado por la voz rasgada de Camarón.
Nada de Ballantines: Dick-pepsi a los postres para joder al patrocinador por ser tan desconsiderado con la gente madurita.

Los nacidos después del 73 tienen el plazo de inscripción abierto hasta el día 5 de noviembre. Los nacidos antes de esa fecha también.
El premio es la fiesta de marras, que se celebrará en Madrid en un recinto de unos 300 m2, con una capacidad para 200 personas, de las cuales 50 las elegirá el ganador, y el resto serán aquellos que hayan participado votando las propuestas en la web.
Hala, a diseñar guateques se ha dicho.