Juan Carlos se baja los pantalones
26 julio, 2008

… y recibe al impresentable de Huguito Chávez en Marivent, cortesía de las alcahuetas del PSOE. Se entiende que (las alcahuetas) protegen las inversiones patrias en Venezuela, que si al orate de Hugo se le tuercen los cables le dan por culo a Endesa y a Telefónica sobre la marcha.
Algunas perlas del (presunto) líder bolivariano:
“Parece que estamos en Cuba, Jamaica o Margarita”
“¿por qué no vamos a la playa?” (¡¡sólo faltaba!!)

En fin, a ver si por lo menos nos cae un buen lote de barriles a un precio decente.
Qué duro es ser rey en una democracia.

El jamón, origen de una catástrofe mundial sin precedentes
7 diciembre, 2007

jamon.gifLa hemos cagado: el jamón ibérico ya es legal en EEUU. La empresa “Fermín”, tras años de arduo esfuerzo, ha conseguido el hito de exportar nuestra mayor fuente de… felicidad a USA. Los americanos, tan espabilados ellos, ahondarán en el arte de la alquimia aplicada al puerco hasta dar con el secreto de la curación de las sagradas patas traseras del marrano.
El gobierno estadounidense, ya sea de corte republicano, ya sea de corte demócrata, no vacilará en autorizar una partida especial de miles de millones de dólares destinados a la clonación de gorrinos de diseño. Fabricarán un microclima similar al de los saladeros de jamón de jabugo en Huelva… pero en Alaska.
Los verdaderos amos del mundo -dejémonos de tonterías- no son los fabricantes de armas ni los exportadores de petróleo, sino los productores de buen jamón; es decir: los amos del mundo somos nosotros, los españolitos, que a diferencia de otras naciones gozamos del patrimonio de la discreta humildad y no sentimos ninguna necesidad de alardear de nuestra condición de primera potencia mundial, condición avalada de manera irrefutable por el gozo manifiesto de las virtudes de la siesta diaria con orinal junto a la rutina ceremoniosa de la caña y el pincho de jamón tras una ‘intensa’ jornada de trabajo.
Parece ser que otro tanto de lo mismo está sucediendo en China. Los chinos competirán en la carrera por la hegemonía jamonera. Fieles a sus tradiciones culinarias, exportarán cuartos traseros de origen dudoso, demasiado largos y de un curioso tono macilento. Los restaurantes con farolillos colorados desaparecerán de la faz de la tierra y serán sustituidos por bares de tapas con sus correspondientes grifos de cerveza. Los cocineros mandarines aprenderán a hacer tortillas de papas (con y sin cebolla) de diez centímetros de grosor. El crecimiento desmesurado de la población china descenderá a medida que se incremente la exportación de sus jamones amarillos…
Un desastre, un desastre.
Total, que entre unas cosas y otras, incluidos los berreos de Hugo Chávez cuando comprenda que de nada le sirven sus yacimientos petrolíferos, estallará la tercera guerra mundial, la guerra del jamón.

Nazismo bananero
2 diciembre, 2007

chavez.jpgComo la vida sigue, es necesario hacer una mención especial al día de hoy, ya que en esta jornada memorable, el atorrante e impresentable mandatario venezolano; el sinvergüenza, histérico e histriónico (presunto) líder bolivariano, el mayor enemigo que ha tenido nunca sudamérica… decía que, durante esta jornada memorable, Húgo Chávez se dispone a dar un golpe de Estado presuntamente legal con el objeto de cepillarse la actual Constitución venezolana para sustirtuirla por un panfleto totalitario fabricado a su medida que instalará su presencia de manera irrevocable en el poder.
Y afirmo sin rubor ni pudor que este fascista totalitario se cepilla hoy la Constitución venezolana porque no albergo ninguna duda sobre el resultado que arrojarán las urnas. El voto es electrónico y el referéndum no cuenta con la presencia de observadores internacionales que garanticen la transparencia del proceso. A partir de hoy, Venezuela se transformará oficialmente en país regido por un régimen totalitario y dictatorial orquestado por la batuta de un auténtico orate.
Las consecuencias, desgraciadamente, son previsibles. Confío en que los venezolanos no permitan que la tiranía de este chiflado se prolongue. Es evidente que Chávez no está en sus cabales. Su línea política, tan populista e irracional, está basada en sembrar la discordia, en fomentar el odio y el rencor de los desfavorecidos a grito pelado mediante incursiones en televisión y ruedas de prensa a pie de aparcamiento. Su discurso está salpicado de alusiones constantes a citas bíblicas, a Simón Bolívar -que debe estar revolcándose en su tumba- y a la madre que lo parió. Los hijos de la miseria se sienten arropados por las consignas demenciales del mandatario mientras que el resto de la población tiembla impotente ante un futuro incierto presidido por el intolerable hecho de que a partir de ahora aquí mandan mis santos cojones.
Socialismo llama a esto el muy sinvergüenza. Nacionalsocialismo lo llamaría yo.

Recomiendo “El círculo de Chávez”, por Felipe Sahagún.

Nota: afortunadamente, soy una pésima agorera. Venezuela ha dicho no a la reforma de la Constitución. Sería deseable que el camarada Chávez desistiera de sus propósitos.

Los bananeros
17 noviembre, 2007

trio-lalala.jpgEl trío la-la-lá de mandatarios bananeros, es decir, el mesiánico Chávez,un Castro agonizante y el tipo del jersey lleno de pelotillas, el tal Morales, siguen enfrascados en un discurso de corte estalinista disfrazado de presuntas buenas intenciones.
Si no fuera porque no tiene ninguna gracia que millones de personas dependan de semejantes elementos, el espectáculo sería francamente divertido. Con la excusa manida del antiimperialismo estos tres iluminados son capaces de aliarse con el mismísimo diablo. Recientemente han anunciado su asociación con un país ‘modélico’ como es Irán. El curioso matrimonio ya ha dado sus primeros frutos: Chávez (Venezuela) tendrá su propio programa nuclear. Así podrá amenazar a todo aquel que no se trague su Aló presidente. ¡Y al rey de España también!
El presidente venezolano continúa inmerso en una batalla verbal contra la madre patria desde que el rey de España lo mandara callar en la Cumbre Iberoamericana. Fuimos muchos los que disfrutamos con la espontánea intervención de su majestad. En aquel momento, la voz del Borbón fue la voz de muchos ciudadanos españoles, europeos, sudamericanos, anglosajones y me atrevo a decir que hasta los africanos disfrutaron con la intervención de don Juan Carlos. El mundo deseaba -desea- callar a Chávez de una puñetera vez y le tocó al rey de España erigirse en representante universal por derecho propio. Y es que aguantar cualquier parrafada de este orate conlleva el legítimo derecho del oyente de mandarlo a tomar por culo.
Pero el (presunto) líder bolivariano, hijo de una cultura que abusa de las telenovelas al fin y al cabo, no puede, no sabe, no quiere mantener el boquijo cerrado y no cesa de proferir amenazas entre alaridos, porque precisamante ésta es su especialidad: comportarse como una miss arrabalera. Y parece ser que la estrategia tiene éxito: algunos se divierten, muchos acaban contagiados del odio que expele el mandatario y los más, asienten impotentes. Lo malo de este tipejo es que dirige un país cuyo subsuelo está surcado por regueros de oro negro. Como consecuencia de ello tiene su propia corte de aduladores asalariados dispuestos a hacerse eco de sus chifladuras a cambio de algunas migajas en forma de inversiones o barriles de petróleo… O directamente cheques, que los reparte a diestro y siniestro si se aplaude, comparte y apoya su diabólico dicurso. En Bolivia un alcalde cuyo sueldo ascendía a 240 € mensuales, se ha apropiado de una ridícula porción del soborno de Chávez a Evo. Me atrevo a barruntar que se ha largado con una rubia espectacular a hacer las américas (del norte, naturalmente). Es decir: a disfrutar de un buen coche, televisión de pago, celular de diseño, casinos, saraos, discotecas y bares, porque esto es lo realmente que quiere el pueblo, libertad, y no ‘hacer la revolución’ a grito pelado mientras el prójimo se llena los bolsillos. Me temo que la verdadera revolución pasaría por apartar a este impresentable del poder.
Qué pena de sudamérica.

La espantá patriótica de don Juan Carlos
11 noviembre, 2007

rey-chavez.jpgA punto estuve anoche de sacar los tanques, la corneta, y hasta al carnero del corral…
El discurso indigerible e intolerable de ese líder mesiánico, grotesco e insoportable llamado Huguito Chávez terminó con la paciencia del Rey, no así con la del tibio Zapatero que es capaz de tragárselas todas con esa cara de imbécil tan característica suya. Claro que el orate venezolano se estaba entreteniendo en hacer unas duras -e injustas- declaraciones contra la bestia negra del PSOE español, José María Aznar. Tal vez por eso y porque -insisto- es completamente imbécil y nulo como estadista, tuvo que ser el rey, que ha asistido a todas las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y de Gobierno que se celebran desde 1991, quien por primera vez en la historia -que yo sepa- mandara callar públicamente a Chávez. Eso por no mandarlo a tomar por culo, que un rey se supone que no se debe expresar en esos términos.
Después de aquello a su majestad se le continuaron inflando los cojones entre tanta verborrea absurda y ni corto ni perezoso, con toda la dignidad que su rango le permite, hizo una espantá gloriosa durante la ceremonia de clausura de la XVII Cumbre Iberoamericana, que más bien parecía una declaración de guerra a la “madre patria” (¡ni sirvas a quién sirvió, ni pidas a quién pidió!). Mientras el rey hacía mutis por el foro -con dos cojones, insisto- la corte de tibios que representa al gobierno español se tragaba el marrón con cara de circunstancias entre respuestas melífluas.
Y todo ello no es nada más que una consecuencia nefasta de la pésima política exterior española.
A Juan Carlos de Borbón le duele España. A José Luis Rodríguez Zapatero le duele el culo de exponerlo tanto.O de estar tan incómodo sentado en un escaño que no debería haber ocupado nunca.