Lola, divorciada y madre soltera
19 junio, 2008

Y abogada del Estado.
María Dolores de Cospedal, 42 años, seria, discreta, moderna, madre de un niño cuya paternidad se fraguó en una probeta de cristal a cambio de unos cincuenta euros, es la nueva secretaria general del PP, con un par (siempre he opinado que la paternidad es algo circunstancial y/o accidental, me disculpen los defensores de la familia tradicional). Lola se pasó la baja maternal por el forro y siguió en el tajo sin hacer ostentaciones de algo tan maravillosamente natural como es la maternidad.
Y Mariano tan campante, dando por detrás y por delante.
Nos hacía (mucha) falta esta involución.
No se pierdan los rebuznos de Fede. Le va a dar algo. Ay, qué mala racha lleva este hombre con lo que vale.

El circo
23 mayo, 2008

Los argumentos que Fede esgrime para descalificar a Mariano “el comunista” (permítame el hipotético lector que esboce aquí una amplia y premeditada sonrisa) se sustentan en la presunta defensa que medios progres como el País, Público o la Vanguardia hacen del candidato pepero, circunstancia ésta que al parecer evidencia que Rajoy es un tipo blando, imbécil, incapaz de sacar adelante un proyecto sólido como se debe, es decir: poniendo los huevos sobre la mesa y cagándose en los muertos de la oposición sí o sí. Para colmo, el inútil de Mariano se ha desmelenado y tras nombrar portavoz a una advenediza joven y aficionada con nombre pagano , ha largado que tiene un lugar privilegiado reservado a su diestra (¿o será la siniestra?) para el enemigo público número uno de España, es decir, para Gallardón. Otrosí:un Fraga sospechoso de sedición -ya que nadie tiene huevos para acusarlo de enfermo senil- ha rematado la faena apoyando públicamente a semejantes elementos.

La San Gil ya ha firmado las galas para este verano. Se ha ido de gira junto a Ortega Lara por los medios afines para declamar su ideario mientras el populacho se busca la vida con sus hipotecas, sus facturas, el gasoil, la cesta de la compra y todas esas minucias. El sufrido contribuyente, el votante, el ciudadano que alimenta tanto a los medios como a la pandilla de alimañas vanidosas que lo representan, sufre en sus propias carnes otra forma de terrorismo, si se me permite la licencia literaria. Se trata de víctimas que asisten impotentes a este circo; mártires a los que se les amputa mensualmente una pasta; damnificados con las nóminas dinamitadas, heridos que sudan sangre para llegar a fin de mes; currantes con las ilusiones y las aspiraciones seriamente lesionadas que asisten incrédulos a la representación de este bochornoso espectáculo.

Federico Jiménez Losantos
7 mayo, 2008

¡Mi antaño adorado Fede!
El otro día lo vi en uno de los accesos a la estación mientras me fumaba un pitillo y le dirigí una media sonrisa. Hombre, don Federico, ¿cómo está usted? Bien, bien, gracias, me esbozó un tanto perplejo. Iba con prisa y le acompañaban dos gorilas cincuentones… o tal vez no fueran gorilas, ahora que caigo, sino simples damos de compañía de su excelencia. Pensé que íbamos a coincidir en el mismo vagón (no creo que Fede viaje en turista, con perdón) pero no hubo suerte. Luego decidí que mejor así, que “la ETA” (sic) podría haberle metido fuego al tren y yo estrenaba unos zapatos ideales, poco adecuados para salir volando por un precipicio a la altura de Despeñaperros.
Coincidimos de nuevo unos minutos más tarde. Esta vez yo también iba acompañada de mi gorila particular, un armario empotrado de casi dos metros de altura envuelto en retales de Façonnable. Volví a sonreír a mi antaño adorado Fede, que me devolvió el gesto tras dirigir una mirada complaciente y fugaz a mi remacizo acompañante. Supongo que le agradó su apostura. No tengo yo a Losantos por amanerado ni mucho menos aunque las malas lenguas se hagan eco de algún chisme malicioso en ese sentido. Fede es un ilustrado, un alma cultivada exquisitamente sensible. Tal vez lo reconoció como “uno de los nuestros“, que ya se sabe que la derecha es muy suya y muy selecta.
No pudo ser. Federico y yo no viajamos juntos aquel día. Snif. En cualquier caso mi ‘gorila’ me dejó claro el asunto con antelación: “a mí no me vayas a dar el viaje que te conozco, deja a ese (buen) hombre tranquilo. Oye, qué bajito es ¿no?”
– Es que tú eres muy alto, contesté yo, pero fíjate, no cojea, aunque las hordas de la izquierda lo apoden ‘Fedeguico el cojo’ con desprecio. De todas formas tiene una forma de mirar… no hay duda de que se trata un iluminado. Qué lástima que se haya convertido en el mamporrero de Pedro J.

Se cree el ladrón…

Soraya versus Chacón
1 abril, 2008

soraya.jpgMariano Rajoy ha designado -con acierto- como portavoz en el Congreso a una joven Abogada de Estado en excedencia cuya trayectoria profesional y política es incuestionable. Joven y conciliadora, María Soraya Sáenz de Santamaría Antón, incorpora en el lote de su carisma el aire fresco que necesita el PP para desterrar de una vez por todas la leyenda del sambenito casposo. Junto a ella, repite el mismo cargo en el Senado Pío García Escuredo, arquitecto, conde de Baradán (¡sí, sí, es noble como Espe!), descendiente de una ilustre estirpe política, hombre templado, serio y de apariencia honesta. Yo estoy un poco enamorada en secreto de Pío. La primera vez que lo vi delante de una cámara me dio un vuelco el corazón, así que poco más puedo y debo añadir sobre este señor porque la mía no sería una opinión objetiva.
Pero con lo de Soraya no pienso cerrar el pico. Al margen de sus aptitudes para desenvolverse en el ruedo político, he notado cierto paralelismo entre ella y la otra vedette socialista, la preñada Chacón, aunque la primera debería acudir a la consulta de la hermana de la segunda; esto es: la Santamaría necesita una ortodoncia con urgencia, tal y como hizo Carme antes de su consagración como ministra fashion. En cuanto solucione lo de sus piños, esta brillante mujer, que ya tiene la innata capacidad de sonreír con los ojos, puede ganar muchos enteros. Ojo, pero sin abusar, que no queremos que acabe como la Kirchner.

María Cristina me quiere gobernar
28 marzo, 2008

Mar�a CristinaUna respetable freelance le ha metido las cabras en el corral a Federico Jiménez Losantos. (Audio pinchando en el texto)
Todavía no he decidido si la buena señora está en sus cabales o no, ya que me producen cierta desazón sus inquietantes risillas finales. En cualquier caso, aunque no existan razones de peso para dudar de las buenas intenciones de Cristina, alguien le debería haber explicado que esto no es América. El resultado del órdago era previsible: intento improcedente de cachondeo general sepultado por el silencio del respetable, que la osada militante pepera le ha levantado la voz al enano histriónico y lo ha puesto en evidencia sin despeinarse.

Más perra que Veguita
25 marzo, 2008

chaise-longue.jpgTras la resaca de las elecciones mi vida ha dejado de tener sentido. Mariano no ha alcanzado la gloria ni la oportunidad de demostrar que sería un gestor eficiente para esta mierda de país secuestrado por la estulticia y yo atravieso una mala racha presidida por la melancolía, la pereza y la desgana. Seguro que algún avispado le ha puesto nombre a mis padecimientos, será algún síndrome de estos que están tan de moda, pero como no soy Britney Spears me pueden ir dando por culo hasta el 2012 mientras espero a que Mariano ocupe el ansiado escaño negro. Para entonces seré una guacamaya consagrada rellena de sustancias milagrosas, polímeros y moléculas de diseño que disimulen mi previsible avinagramiento. El caso es que mientras espero a que los españoles recuperen la cordura, he recurrido a la ayuda de un profesional. Me desagrada la idea de acabar a machetazos con los ilustres miembros del botellonx de algún instituto público o concertado durante una crisis de melancolía. ¿Qué dirían mis amistades? Sólo Federico me consideraría una heroína, pero últimamente también a él lo encuentro bastante quemado. Así que me he buscado un sico la mar de guapo, de unos treinta y tantos, pelo canoso, alto y fibroso, con aspecto cuidadosamente desaliñado. Ideal para atravesar esta etapa de mi vida.
Ayer fui a su consulta. Me tumbé en una chaise longue de Le Corbousier con las piernas bien cruzaditas. Relucían las suelas rojas de mis Louboutin
-¿…Y?
-Pues no sé, oiga, que no ando fina. Mariano ha perdido y yo me siento como huérfana, no tengo ganas de nada. No doy ni un palo al agua, me cuesta un mundo grabar un cedé. De follar ni hablamos. Menos mal que me quedan los helados, pero me da pánico la celulitis.
-Ese sentimiento es positivo, manifiesta usted interés por cuidar su cuerpo…
-Me da pánico, pero me apiporro de helados, aclaro. Y duermo la siesta todos los días. Ah, y no me cambio de bragas: les doy la vuelta.
-Uhmmmm.
-Qué bonita esa lámpara ¿es de Modiss, verdad? Y la silla no es de Vitra, que sepa que es una copia, buena, pero copia. A ver cuánto me va a clavar, doctor. Coño, lleva la camisa por fuera, pero es Façonnable.
-¿Hay algo que despierte su interés?
– ¿Aparte de su camisa y de la lámpara? Déjeme que piense… el traje de novia de Belén Esteban y el Chiquilicuatre, pero porque ya no está Rajoy en la cresta de la ola. Ah, y esa francesa con la cara deformada que se ha suicidado. ¿Por qué no me habrá pasado algo así a mí? Tendría por fin una buena excusa para hacerme la víctima. Tengo un lunar en la cara, ¿cree usted queeee…? ¿Puedo fumar?
-No, lo siento.
-No me joda
-Lo siento he dicho, este es mi lugar de trabajo
-¡Es un consulta privada! Pri-va-da. Me va usted a esquilmar en cuanto me incorpore además de diagnosticarme un enfermedad mental. O me deja fumar o le meto fuego a las cortinas. Que sepa que le han tomado el pelo, ese lino tiene demasiado poliéster y no se imagina la que se puede liar si arrimo a la ventana el mechero del PP que llevo en el bolso. Sus cortinas son de médico de barrio advenedizo. Su padre seguro que era picoleto y, ojo, que esto último se lo digo sin acritud. Me encantan los picoletos.
-Pues no, era policía nacional.
-¿Lo ve? Bueno, pues como no me deja fumar me piro. Además, los descendientes del funcionariado suelen ser socialistas. Hágame usted un diagnóstico apresurado o no suelto ni un céntimo y le monto un escándalo.
-Cálmese, creo que exagera. Retomemos la conversación con tranquilidad.
-Y una mierda, no me ha negado que es usted socialista, no me permite fumar y me piensa sacar un pasta para costearse los porros, el Vega Sicilia y la asistencia a las manifas progres. Ahora mismo me rompo las medias y empiezo a gritar…
-Es usted más perra que Veguita.
-¿Cómo dice?
-Mi diagnóstico. ¿No es ese el trato? Eso, y ciento cincuenta euros.
-Usted es un chorizo, como todos los de su palo. Sepa que le pago porque es un diagnóstico muy sensato. ¿Hay tratamiento?
-Cerveza, un par a mediodía -si tercia- y tres por la noche. Mejor si es de barril (Cruzcampo). La acompañaré durante las primeras tomas para comprobar que la ingiere de manera correcta. Es necesario acompañar la ingesta con queso curado y jamón serrano.
-Pues recógeme a las ocho y ni se te ocurra cambiarte de camisa.
-…ni a ti de zapatos.
-Trepa.
-Floja.

pd.:Enhorabuena al poeta cordobés José Daniel García, que ha obtenido el XXIII premio de Poesía Hiperión con su obra “Coma”.

El nulo encanto de la progresía
1 marzo, 2008

bandurria-rajoy.jpgParafraseo la gran película de Luis Buñuel para hacer hincapié en el surrealismo que preside la campaña electoral. Y lo llamo surrealismo por pura cortesía, porque las últimas intervenciones de los líderes casposos de otros tiempos han sido bochornosas, impropias de hombres de estado que parecen haber mutado en lavanderas.
En Málaga, el gran Felipe se despachó al ritmo de una sarta de insultos a pelo, sin anestesia, dedicados al nulo aspirante a poeta, el de la niña que ha hecho historia. Además de sus descalificaciones, González ha incorporado a su lenguaje una serie de circunloquios panfleteros a modo de chascarrillos. Su público los celebró con algarabía mientras que el cadáver de Lázaro Carreter sufría retortijones a título póstumo. El diseñador de bisutería en exclusiva para Elena Benarroch y eterno coleccionista de bonsáis, todavía no se ha percatado de que el perfil del elector ha variado desde aquellos tiempos en los que lucía su chaqueta de pana en la “bodeguilla” e ignora que aquí ya no se acepta la jeta como argumento electoral.
En la otra punta de España, la otra lagarterana progre hacia lo propio con su característica voz de pito. Guerra se despachaba como sólo él sabe hacerlo, que si la niña parriba, que si la niña pabajo,que si la manteca colorá y lo que hiciera falta con tal de provocar la risa fácil de las alcahuetas de turno para que se acerquen el nueve de marzo a las urnas con la papeleta correcta -la del cachondeo- en el bolso. Arrancó carcajadas gloriosas al respetable que parece encantado con el espectáculo.

Mientras tanto, el aspirante, el poeta frustrado, el cursi de la puñetera niña, tocaba la bandurria tranquilamente, ajeno a las pasiones que despierta su nefasto intento de ternura. Yo me conformo con que la niña traiga un pan bien gordo bajo del brazo… o a Mariano de la mano.

La escasa fotogenia de los candidatos (Shin Chan versus Chucky)
26 febrero, 2008

debate-feos.jpgAl margen de todo el rosario de opiniones que ha suscitado el debate televisado de los máximos representantes de las dos fuerzas políticas más numerosas de este país, yo, que soy una esteta por encima de todo, he reparado con tristeza en que a pesar de las medidas tomadas para equilibrar el espectáculo -de entre las que destacaría los 21º pactados en el plató para no marcar frentes ni alerones- nadie ha podido hacer nada para mejorar la fea testuz de los ponentes… ni tampoco la del moderador. Dios mío, pero qué mal envejece Campo-Vidal.
Sin más dilación, entro en materia:
Las cejas que enarbola Rodríguez aparecen cada vez más circunflejas, supongo que con el ánimo de impulsar la campaña tan revolucionaria que ha puesto en marcha con ayuda de los seudointelectuales (presuntamente) untados. Nuestro presidente lucía además un cuidado maquillaje funerario que potenciaba su gesto cadavérico y contrariado pero no conseguía disimular la sombra del mostacho que le persigue… A pesar de la belleza innegable del color de sus ojos, la curiosa disposición de sus rasgos faciales, acentuada por esa manera de gesticular tan grotesca, nos arroja la imagen de una caricatura de manga japonés.
Veredicto: Look ‘Shin Chan’ integral, incluso en el comportamiento (aunque algún carroza ya lo ha comparado por ahí con ‘Koji-Kabuto’). Una pena que no se bajara los pantalones y nos enseñara el culo.
El candidato pepero carece de esos rasgos tan comprometidos. Se puede afirmar objetivamente que es más feo. O menos guapo que su contrincante dialéctico. Su rostro barbudo, en principio, es más pedestre y sereno. Pero… ¡ay!, sus globos oculares actúan como una república independiente que traicionan al hombre tranquilo. Sufre Rajoy una transformación espiritual cada vez que se le revolucionan las escleróticas y dispara -no se sabe bien hacia dónde- ráfagas con la mirada convulsa. Por fortuna, cuando relaja el gesto recupera la templanza de la que suele hacer gala.
Veredicto: Look ‘Chucky’ temporal. ‘Winnie The Pooh’ el resto del tiempo, travieso y amoroso.

En cuanto a Campo Vidal, desbordado y nervioso por sus funciones como moderador, no es necesario devanarse mucho los sesos para calificarlo: catetísimo.

Del ‘pásalo’ al ‘paso de ti’
18 febrero, 2008

Aún recuerdo la campaña electoral de 2004. Si bien es cierto que el PP no hubiera revalidado la mayoría absoluta debido al desacuerdo de la mayoría de los ciudadanos con la participación de las tropas españolas en la guerra de Irak, también lo es que el desgraciado atentado del 11M provocó un vuelco inesperado en el resultado de aquellos comicios. Independientemente de este hecho, la recta final de la anterior campaña estuvo precedida por un movimiento “globalizado” en la red en el que se volcaron a piñón los simpatizantes de la progresía. Tras la carnicería de Atocha, también surgió otro fenómeno sociológico que hizo estragos: el “pásalo” (mención especial a los genoveses.net, página web que orquestó la campaña antipepera en aquellos tiempos).
Pero el ‘pásalo’, los’ genoveses’ los ‘libelos’ y los panfletos chusqueros progres ya no convencen a nadie. Ni siquiera convence a estas alturas ‘escolar.net’, que es una réplica más sofisticada -con tintes seudointelectuales añadidos- de aquel movimiento de masas interneteras, ni tampoco su recién estrenado y tendencioso periódico, Público. En estos lugares de la net quedan sólo los acólitos, cuya principal característica, aparte de jalearse a sí mismos, reside en que están cerrados a cualquier razonamiento que implique una crítica al actual gobierno.
Esta vez las cosas son muy distintas. El PSOE ya no puede engañar al electorado tras cuatro años al frente del ejecutivo enredando a todo un país. Salvo los incondicionales sectarios, en la red se aprecia una reacción colectiva de rechazo al actual gobierno. Reacciones muy numerosas, que por otra parte, son mucho menos exaltadas y bastante más ponderadas que hace cuatro años …Y es que el votante no es imbécil. Además, cuenta con la certeza –y la confirmación– de que el secretario general del PSOE invoca a la tensión y al drama para crispar el ambiente electoral.

He seleccionado una de estas opiniones a las que me refiero, publicada en el blog de Arsenio Escolar. Merece la pena leerla, aquí:

-Comentario de F. Quevedo en el blog de Arsenio Escolar

Me gusta Rajoy
12 febrero, 2008

rajoy.jpgLa semana pasada, más que entrevistar, Gabilondo acosó al líder del PP con malos modos mientras se sucedían una serie de imágenes negativas a sus espaldas a modo de publicidad subliminal. Sin embargo, Mariano Rajoy fue creciendo en su discurso hasta sumergir al tendencioso presentador en un KAO periodístico. El ingenio y la capacidad de respuesta del secretario general del PP, que respondió con fluidez, seguridad y firmeza a todas las cuestiones que el lameculos oficial del PSOE proponía con malicia, brillaron durante toda la entrevista.
-Veredicto para Rajoy: bollicao, trae una grata sorpresa en el interior. Es, aparentemente, soso y serio, pero cada vez que abre el pico ofrece ‘un algo’ consistente, una respuesta sensata y una solución tangible. Su oratoria es una delicia, a pesar del frenillo.

Ayer el mismo peridiodista babeaba ante Rodríguez Zapatero mientras una serie de imágenes agradables se proyectaban a sus espaldas. Con una sonrisa perenne preguntó con amabilidad y dulzura al actual presidente del gobierno algunas (pocas) cosillas interesantes, pero el entrevistado insistía en su discurso melífluo y vacío. No había forma (no la hay) de sacarle partido verbal al candidato, que tiene la curiosa capacidad de hilar una frase detrás de otra sin meterse en materia. Pasar de puntillas sobre cualquier asunto sin comprometerse demasiado es su fuerte como orador.
-Veredicto para Zapatero: donuts, de apariencia apetecible pero con un agujero vacío dentro. Tal vez yo también esté exagerando, así que lo rebajo a rosquilleta. No dice nada, no resuelve. Su propaganda -y su legistatura- están basadas en la oposición. Lo ‘demás’ lo menciona de manera superficial. Increible fue el esfuerzo que hizo Gabilondo para arrancarle el compromiso de no diálogo con ETA, aunque por sus gestos y sus evasivas, no se lo creía ni él. En cualquier caso el amigo Iñaki no abandonó sus buenos modales ni su sonrisa amable durante toda la entrevista. Parecía una madre protectora.

En el blog del Arsenio Escolar, que los ha entrevistado a ambos para su diario, leí esta valoración tan acertada:

“La independencia de Gabilondo.

Con motivo de la campaña electoral, Iñaki contra-entrevistó ayer a Rajoy. A éste le falta carácter y tardó en asimilar que Gabilondo iba a por él. No daba crédito. Cuando lo asumió,nos encontramos al parlamentario brillante que le ha dado el liderazgo en el PP. Y, entonces, apareció un entrevistador cazado, lleno de silencios y vacíos.

Una delicia contemplar la subjetividad mediática, con imagenes de fondo contra el entrevistado. Y una lección a Mariano, que le enseña el camino por donde deberá transcurrir si quiere que los que le quieren, le sigan queriendo.

Una de las perlas:

– ¿El PP lo dirige usted, Aznar o Federico Jiménez Losantos?

– ¿Los terroristas suicidas se los inventó usted, Rubalcaba o Cebrián?”

Cito esta declaración de Rajoy durante la entrevista (también sesgada) que le hizo Arsenio Escolar, ya que el director de 20 minutos la ha seleccionado como subtítulo… pero ha castrado la última frase:

“Quiero ser el candidato de las personas, y además le voy a decir una cosa: me importa un bledo cuál sea la ideología de las personas.”

Con un par.


(Blog del autor del comentario
)