Todavía no toca, maestro
25 abril, 2010

A España se le ha congelado el bostezo esta mañana. Hemos desayunado café con salpicaduras de sangre del maestro de Galapagar porque un toro le ha partido las venas. El trapío del quinto de la tarde se convirtió en traición al tercer aviso. Uno, dos y se lo llevó por delante. A chorros le salía la sangre por la ingle izquierda y en volandas se lo llevaron. Tarde o temprano la borrachera de arte y coraje a la que nos tiene acostumbrados tenía que desembocar en una resaca feroz con forma de hemorragia virulenta. El hombre mutado en leyenda ha resucitado la fiesta con sus locuras cargadas de insolente belleza, pero parece decidido a obsequiarnos con una muerte épica de ésas que recitan los juglares en negrita y cursiva, de ésas que presiden las cabeceras de los rotativos con grandes titulares y abren los informativos en las radios y las televisiones.

Pero no era su hora.

En Aguascalientes se arremangaron los puños de las camisas para reponer el caudal de vida de las venas cada vez más secas del diestro. Decenas de aficionados corrieron a la enfermería donde lo operaban en carne viva, a pelo y sin anestesia. No daba tiempo, se le vaciaba el cuerpo a borbotones y su vida pendía del temple de los que le cerraban las carnes y de los brazos de sus incondicionales.
No era su hora, no, pero todavía nos tiene que dar muchos disgustos aunque siempre nos haya recompensado con la intensidad de su entrega.

Anuncios

Capítulo 8 “Amor Sobrenatural”: el final.
8 mayo, 2008

Termina la primera temporada de Amor Sobrenatural. Sorprendente desenlace. El ezcritor se interpreta a sí mismo en el último capítulo. Genial, para no perdérselo.

Vodpod videos no longer available. from vodpod.com posted with vodpod

Manual de supervivencia: cómo domar a un potrillo rebelde
27 marzo, 2008

pulga.jpgPara domar a un potrillo rebelde hay que meterse en la piel de una pulga. Las pulgas hábiles liban la sangre del potrillo en silencio, sin que se advierta su presencia. Si el jaco se desboca, será necesario desplazarse hacia la parte interna de las orejas poniendo especial atención durante el trayecto en provocar una ligera comezón que se tornará insoportable a medida que se alcance el destino. Una vez instalada, el comportamiento de la pulga irá en función de la evolución de la conducta del corcel hospedador, que insistirá en menear en exceso sus pabellones auditivos con el propósito de desplazar a la presunta parásita hasta el rabo; pero mucho ojo con el traslado hacia este atractivo y exótico emplazamiento equino: si la pulga no se aferra con tenacidad, el jamelgo sacudirá su apéndice enérgicamente con la firme intención de deshacerse de ella. El éxito de esta empresa dependerá de la capacidad de permanecer discretamente agazapada en el cuello, en el vientre o en el lomo de la víctima con el fin de chuparle hasta la última gota de sangre. Cuando el penco quede vacío, seco, sarmentoso, deshidratado, evaporado, árido y ajado, es recomendable saltar sobre otro potrillo y retomar la tarea.

He dicho.