Valoración objetiva del resultado de las elecciones
11 marzo, 2008

botellon.jpgLes encanta el alboroto, la fiesta y la algarabía. En ese sentido, es justo reconocer que representan con dignidad a la madre patria que los cobija.
Todavía nos queda un temporada para continuar de jarana, aunque ignoro si podremos estirar la guasa durante cuatro años más. En cuanto la cosa se ponga chunga y a los niñatos, perdón, he querido decir las juventudes del botellón y del pásalo, los mismos que fagocitan a sus abnegados padres hasta los treinta y tantos mientras esperan a que el gobierno les regale un camping-gas y una tienda de campaña; decía, que cuando a estos niñatos, ciudadanos españoles y votantes con pleno derecho se les reduzca la paga semanal para comprar calimocho, acabarán pidiendo a grito pelado la mano de la niña de Rajoy para dar un braguetazo.

Anuncios